lunes, 21 de enero de 2008

Desconexion sideral

Hoy, después de un tiempo sin escribir, estoy llegando a una conclusión (a la que, por cierto, suelo llegar en muchas ocasiones parecidas). Por supuesto se trata de lo de siempre, de una de las fuerzas que más dolores de cabeza causan al ser humano: el amor o el desamor propiamente dicho.
No los voy a aburrir con cosas cursis ni nada parecidas. Voy a hacer una breve reseña de lo absurdo por así decir de estos sentimientos. De cómo se introduce en nosotros como un virus, para debilitarnos y convertirnos en sombras sin más motivación que esperar siquiera una mirada de la otra persona. Y si no la obtenemos (si no obtenemos algo que jamás en nuestra vida hemos tenido hasta entonces), sufrimos.
Porque no pensar que el ser humano es una persona solitaria que, en ocasiones, van acompañados por otros. Los amigos, la familia... todas son personas que nos acompañan por este sinuoso viaje que es la vida. Pero en el fondo no son más que acompañantes (y que nadie se sienta herido, que la compañía en muchos casos es inmejorable). En el fondo estamos nosotros solos, siempre. Somos nuestros únicos y eternos compañeros, y sólo nos separamos de nosotros cuando morimos.
Pero si estamos solos, y en fondo solo nosotros somos los que recorremos todo el camino... porque buscamos ilusionarnos con que habrá alguien que querrá abrazarnos cuando nos encontremos mal (o simplemente hacerlo por hacerlo), y que quiera saber todo de nosotros. El esperar unirse con esa persona, y hacer del amor la más grande sinfonía compuesta por dos únicos instrumentos que laten al mismo compás sin cesar.
También seria necio de mi parte no decir que, ni tan solo las lágrimas vertidas por la desilusión tienen sentido. Nada. Ningún sentido. Una posibilidad seria aprender a vivir sin esos sentimientos, sin esas necesidades. A vivir solos. Así, posiblemente, seríamos más felices, pues buscaríamos la felicidad en nosotros mismos, y no en otra persona que pueda llenar “un vacío que alguien puso ahí sin consultarnos a nosotros si queríamos tenerlo”.
Y si lo que realmente duele es la soledad, el no compartir diferentes momentos, sentir que nadie nos quiere y piensa en nosotros cada día, el extrañar un beso, un abrazo, una caricia...
Pensando todo esto, crecí un poquito mas, aprendí a sonreír y a ver la realidad tal cual como es, pero por sobre todo pude darme cuenta que la soledad es como una pagina en blanco. Y no quiero que al dar las vueltas las páginas de mi libro vea todo de color blanco. Me habrá ido bien, mal o como fuera pero siempre escribí una página cada día que viví y lo seguiré haciendo… así me caiga y me tenga que parar mil veces. Lo que si nunca me va a faltar es tinta en mi pluma para escribir y llenar las paginas una y otra vez.

3 comentarios:

tone =) dijo...

Bueno...aca stoy...
supongo q tengo un iman para stas "cosas"...
sin kerer o inconcientemente keriedo,elegi ste texto sin saber que contenia...
Y m encontré con algo muy lindo,q x cierto,dice muchas verdades...
No t conozco mucho,d hecho,nada xD
Pero desde el momento q lei ese pekeño texto y dije "q lindo"...m di cuenta d q clase d persona sos :)
y como vos...mmm..creo q hay pocas :\
en fin...
m retiro cheff!
jaja
besotes

Micky dijo...

Hola!!!!!
Muy bueno lo q escribiste y quizas comparto la mayoria de las cosas q escribiste, pero sera q somos tan solitarios y q podemos vivir sin q nadie mas nos importe???
Ponete a pensar en todas las veces q te revivio recibir esa mirada o esperar esa llamada...
Anda saber todavia, quizas no te cruzaste con la q te parta la cabeza y te haga pensar diferente.
A veces uno cree muchas cosas, pero viene alguien q te cambia la vision por completo...

en fin, nos vemos prontito, te dejo mil besos!!!!

Anónimo dijo...

Es que hay algo que los seres humanos tenemos que aprender... nuestra historia y nuestras paginas en blanco empiezan a ser escritas con tinta cuando aprendemos a amarnos y darnos felicidad primero a nosotros mismos, y no es egoismo, es evolucion. Recien ahi estamos listos para alguien mas... para realmente acompañarnos. Para que esas "soledades" que hasta alli se estuvieron preparando puedan compartir. Hasta ahi es un cuaderno escrito en lapiz, un borrador... Pero la dificultas se encuentra en que, en el camino no olvidemos lo que tanto ansiabamos y que esa ansiedad no nos transforme como a la mayoria de las personas en seres duros. En que cuando encontremos esa mirada, ese abrazo estemos listos para reconocerla... eso es lo mas dificil porque mientras... la vida!!! y nos ponemos excusas para que la gente nos pase de largo cuando en realidad estamos listos para empezar a ver... Entiendo estos sentimientos de los que hablas, pero hoy entiendo porque estuvieron ahi. Son parte de la transicion. Sin experimentar esos sentimientos, la evolucion es imposible porque esto a ocurrido desde que el universo es universo de distintas maneras... pero el hombre siempre se sintio solo hasta que encontro en si mismo lo que en realidad buscaba y aprendio luego a compartirlo... Besossss nene...siempre es muy hermoso lo que escribis, muy sincero y desde las tripas y eso es lo que no hay que perder...

Mar